//
estás leyendo...

2014, enero: “Leer es una forma de crear identidad”

Entrevista a Claudia Gilardoni publicada en enero 2014, en el número 3 del boletín BiblioProvidencia, editado por el Sistema de Bibliotecas de Providencia.


¿De dónde nace el interés por generar una instancia como Leamos Más?

Nace  mientras trabajaba en un centro de investigación educativa en Finlandia. En ese momento decidí comenzar a difundir desde un medio privado todos los contenidos referidos a promoción de la lectura, conductas lectoras y fomento al libro en su relación con la educación, políticas públicas, tecnologías, cultura, etc.  Así nació la versión original de Leamos Más, bajo la forma del blog “Lectura y Educación”. A poco andar éste se transformó en un sitio web más formal.

¿Cuál es el principal objetivo de tu organización?

Primera página de la entrevista

Primera página de la entrevista

Es un movimiento en pro de la promoción de la lectura en Chile: una invitación a fomentar la lectura dentro de comunidades pequeñas. Quienes trabajamos en esta iniciativa entendemos que el acto de leer no sólo es fuente de placer y recreación, sino que también juega un papel crucial en el desarrollo del individuo en tanto sujeto social. Leer también es una forma de crear identidad, pues la selección de lo que leemos habla de nuestras preferencias, de nuestros intereses, de quiénes somos. Nos interesa  desarrollar proyectos de promoción de lectura en establecimientos educacionales de Chile, a nivel de educación secundaria y superior, buscamos generar contenidos relacionados con las políticas públicas, educación, metodologías de fomento lector, proyectos e iniciativas de promoción lectora en Chile y el mundo, participar  activamente del debate y generación de propuestas con el sector público y privado.

¿En qué iniciativas de fomento lector han participado y cuál es la proyección a futuro?

Estamos desarrollando cuatro proyectos:  el apadrimaniento de un Liceo Técnico en Conchalí, estableciendo un modelo de trabajo para que los profesores de lenguaje logren articular el currículum de la asignatura con prácticas de fomento lector a estudiantes de secundaria. El segundo es un proyecto ganador de los Fondos de Cultura 2013 titulado “De las ciencias y el arte en relación al libro y la lectura”. Realizamos un estudio centrado en el rol de las bibliotecas universitarias y los bibliotecólogos en estudiantes. Finalmente estamos trabajando con las “Cápsulas lectoras”´una apuesta por generar una base de buenas prácticas en materia de fomento y promoción de la lectura en Chile, a través de casos específicos de distintas bibliotecas, centros culturales, centros de documentación, iniciativas de privados, etc. que tengan ejemplos de proyectos y actividades para compartir  con la comunidad.

¿Cuál es la principal dificultad para que los chilenos seamos mejores lectores? ¿Puede ser el precio de los libros un factor determinante? ¿En tu experiencia,  habría diferencia si los libros no pagaran IVA?

Estoy segura que el precio de los libros no es un factor determinante a la hora de incidir en el consumo de lectura en Chile. Primero, porque al hablar de lectura no sólo debemos supeditarlo al formato libro: también existen las revistas, los sitios web, blogs, etc de los cuales también leemos. Segundo, porque el IVA representa sólo un 19% del precio, porcentaje que  no es determinante a la hora de comprar.  El lector leerá siempre. Y si no tiene dinero, acudirá al bibliometro, le pedirá un libro a un amigo, a un pariente, etc.

En la línea de dificultades que existen en Chile, el IVA no lo tengo en mi lista. Lo que encabeza mis pendientes  es el bajo nivel de comprensión de lectura de los estudiantes de educación básica, secundaria y superior;  la escasa o nula consideración -en el ámbito educativo- por formar lectores y no decodificadores textuales. Y un tercer tema que me preocupa por sus repercusiones a mediano y largo plazo, son las dificultades en comprensión de lectura de la población, y también las escasas habilidades de los chilenos para  desarrollar y aplicar pensamiento crítico.

 ¿Cuál es el rol que deben desempeñar las bibliotecas públicas para constituirnos en una sociedad lectora?

Segunda página de la entrevista

Segunda página de la entrevista

Hemos pasado muchos años pensando en el acceso, es tiempo que miremos la accesibilidad como la base desde el cual trabajan las bibliotecas y nos fijemos una meta más sofisticadapara asegurar que lo que los libros y materiales de nuestras colecciones no sólo sean demandados, sino que sean leídos. Eso es más complejo y demanda más competencias y esfuerzos de parte de bibliotecarios y asistentes de biblioteca, pero si no aseguramos que aquello que tenemos es realmente aprovechado, entonces: ¿para qué estamos?. Una biblioteca no es sólo un lugar de acceso a la información, es el lugar donde se debe generar comunidad y trabajar por aumentar el capital cultural.

El caso Finlandés

En Finlandia las bibliotecas definen servicios específicos para ciertos grupos de personas que tienen necesidades especiales. Y no me refiero a las personas con dificultades para desplazarse o a niños, tercera edad, etc. Me refiero a servicios tan específicos, como por ejemplo ayudar a que las personas de la tercera edad aprendan a pagar sus cuentas por internet, o diseñar proyectos para que los padres que están privados de libertad se conecten con sus hijos a través de la lectura. Estos dos ejemplos nos permiten entender que la comunidad no es una sola: somos muchos los habitantes de una comuna y todos tenemos necesidades específicas, especialmente hoy en que los servicios y productos de información están cada día más “customizados”. Hacia allá debemos ir, pero creo que las bibliotecas (y no sólo las públicas) están atrasadas en esa línea de desarrollo.

Acceso a la versión original de la entrevista

 

 

 

 

Síguenos!

Facebook Twitter Pinterest Tumblr LinkedIn